Su sentido e implicancias

EL PRINCIPAL REFERENTE PARA LA PEDAGOGÍA ACTUAL

El reconocimiento a la complejidad de la tarea docente y el rol insustituible que tiene en los aprendizajes de las y los estudiantes, ha hecho que en Chile -así como en muchos países- se avance en una política de estándares que refleje los acuerdos sobre lo que se considera una buena enseñanza. Estos acuerdos se instalan como punto de referencia común para todo el sistema educativo, sentando bases para la reflexión y diálogo entre diversos actores, facilitando la articulación entre diferentes procesos de formación docente, iniciales y continuos, y permitiendo orientar el desarrollo profesional de los docentes hacia marcos de calidad establecidos.

En definitiva, los Estándares de la Profesión Docente (EPD) son el principal referente que define el país sobre la pedagogía que los niños, niñas y jóvenes necesitan para desarrollar su máximo potencial. Por ello, incidirán en todas las políticas de reconocimiento, valoración y apoyo a la docencia.

HORIZONTE DE LOS NUEVOS ESTÁNDARES:

    • Una pedagogía con competencias para que todos aprendan, con altas expectativas en todas y todos sus estudiantes.
    • Una pedagogía que promueva el desarrollo del pensamiento autónomo, que invite a las y los estudiantes a reflexionar sobre su propio aprendizaje (metacognición) y a ser protagonistas de él.
    • Una pedagogía con competencias para atender al desarrollo socioemocional de las y los estudiantes, con el objetivo de formar personas íntegras, con habilidades para convivir en sociedad.
    • Una pedagogía en permanente actualización y desarrollo, que se adapta a los nuevos desafíos a través del aprendizaje continuo; con capacidad de innovar y aprender de la propia práctica para transformar la realidad.
    • Una pedagogía en constante relación con su entorno, que potencia la experiencia de enseñanza-aprendizaje a través del trabajo con sus pares, con apoderados y con la comunidad en que se inserta, formando a sus estudiantes para la vida.
    • Una pedagogía que se responsabiliza por los resultados de sus estudiantes.
¿CÓMO SE ELABORARON?

Los Estándares de la Profesión Docente son fruto de un arduo trabajo que se extendió por más de cuatro años, que fue liderado por el CPEIP del Mineduc. En sus distintas etapas de desarrollo, se recogieron aportes y miradas de universidades, profesores, educadores, directivos, académicos, investigadores y expertos.

En marzo de 2021, el Consejo Nacional de Educación (CNED) aprobó parte importante de los Estándares de la Profesión Docente, esto es, los Estándares Pedagógicos para Carreras de Pedagogía, ocho de los 15 Estándares Disciplinarios para Carreras de Pedagogía presentados, y los Estándares de Desempeño de la Profesión docente, contenidos en el Marco para la Buena Enseñanza.

UNA PERSPECTIVA DE TRAYECTORIA PROFESIONAL

Los Estándares abordan la Profesión Docente en sus distintas etapas, dando cuenta de una trayectoria que se inicia en la formación universitaria y que continúa desarrollándose permanentemente en el ejercicio.

El nuevo Marco para la Buena Enseñanza y sus estándares de desempeño dialogan con los Estándares Pedagógicos para Carreras de Pedagogía en base a doce Estándares Pedagógicos comunes. Esta arquitectura común tiene dos objetivos principales. El primero, que todo/a docente encuentre, desde su formación universitaria hasta su ejercicio profesional , parámetros claros y comunes de lo que se espera de él o ella. Y segundo, tender un puente entre estos dos mundos que necesitan dialogar: el de la formación inicial de docentes y el del ejercicio profesional.

Por este motivo, el concepto de Estándares de la Profesión Docente, definido como tal, es inédito en el diseño e implementación de la política educativa, ya que por primera vez hubo una decisión de interrelacionar explícitamente los instrumentos que orientan a la formación de los fututos profesores con el ejercicio mismo de la profesión. Este es un cambio paradigmático que invita a resignificar la formación inicial, la inducción y el ejercicio profesional como partes de un mismo proceso de desarrollo, y por tanto a fortalecer el vínculo entre la academia y el sistema escolar y el concepto de trayectoria y aprendizaje docente.

INCIDENCIA EN PROCESO EVALUATIVOS

De acuerdo a lo establecido en la Ley que crea el Sistema de Desarrollo Profesional Docente, los Estándares Pedagógicos y Disciplinarios para Carreras de Pedagogía deben ser la base para la Evaluación Nacional Diagnóstica (END) que se aplica a todos y todas las estudiantes de pedagogía en su penúltimo año de estudios . De esta forma, los nuevos Estándares incidirán en los procesos de acreditación obligatoria de estos programas, donde esta evaluación es considerada. Entendiendo la necesidad de que las comunidades universitarias cuenten con tiempo para conocer y profundizar en estos estándares, se ha proyectado un periodo de aproximadamente tres años para actualizar la END en base a estos instrumentos.

Respecto al sistema escolar, la ley de Desarrollo Docente establece que los nuevos Estándares de Desempeño, contenidos en el Marco para la Buena Enseñanza actualizado, serán el referente principal de los procesos de evaluación y reconocimiento a la docencia que aplica el Ministerio de Educación. Esto porque hay una renovación de lo que se considera una “buena enseñanza” a la luz de los cambios y exigencias que la sociedad y el sistema educativo, lo cual se ve reflejado en los dominios y estándares del MBE actualizado. Al igual que en el caso de las comunidades universitarias, en los primeros años el objetivo del CPEIP será apoyar el conocimiento y apropiación de estos estándares en las comunidades educativas escolares, para comenzar posteriormente su integración a los procesos evaluativos, lo que inicialmente se proyecta comenzar el año 2023.

Asimismo, estos instrumentos incidirán en todos los programas formativos que lleva adelante el CPEIP, de forma de potenciar su implementación. Nos referimos a los cursos, talleres y programas específicos que imparte el CPEIP, como también al sistema de Inducción y Mentorías para docentes principiantes.